De como lidiar con la estupidez humana

Luchar con la estupidez humana no es tan difícil: lo que es realmente difícil es hacerlo sin caer en su mismo juego. Todos sabemos que eso es precisamente lo complicado de lidiar con un tonto: corres el riesgo de rebajarte a su nivel. Y como bien dijo Woody Allen, entonces es cuando te ganara por experiencia.

Y es que hay tontos por todas partes: vivimos en un mundo dominado por tontos, hay que asumirlo. Es lo que ocurre cuando se tiene una sociedad que no valora el pensar antes de actuar, el dialogar en vez de ladrar: se recompensa más alzar la voz y dar buena imagen que hacer las cosas bien.

Lo primero que debemos hacer es identificar el tonto. Según la bibliografía especializada en el tema, es muy sencillo: siempre se creen muy listos. Ver ‘Soy Consultor’ de Carlos Abadía.

Una vez identificado, el segundo consejo es la paciencia: el tiempo (debe) poner las cosas en su sitio. ¿Y mientras? No nos desesperemos, atendamos a la sabiduría popular y hagamos caso a la expresión “dar la razón como a un tonto”: saldremos del paso, no nos mancharemos las manos, y podremos seguir nuestro camino sin más jodienda.

Y por último tenga en cuenta en todo momento usted no ha sido el primero ni será el último en enfrentarse a la estupidez humana, así que nada de tomarse las cosas personalmente. Todos sabemos que es una guerra perdida de antemano, así que al menos divirtámonos por el camino.

Anuncios

Bolsalia 2013

La semana pasada en los días 6, 7 y 8 se celebro en el palacio de los congresos de Madrid una nueva edición de Bolsalia. Brokers, Bancos, y Bloggers presentes para vender, dar charlas, hacer demostraciones etc etc

El perfil del visitante era de los mas variopinto: desde jovenes mostrando prematuro interés por las inversiones hasta el clásico inversor de 50 años de traje y corbata.

En cuanto a participantes, había de todo: Brokers intentando vender su aplicación, charlas de análisis técnico, además de Brokers por todos los lados intentando vender su aplicación y bastantes charlas de análisis técnico.

En cuanto los primeros, cansinos y repetitivos, y en cuanto a los segundos, mas cansinos y repetitivos aun.

Y es que hay quienes no aprenden. En Bolsalia solo se habla de lo que la gente quiere oír. Y cuando te viene un estafador (por que no tienen otro nombre) diciéndote que en su curso de Trading te enseñan a diferenciar un hombro-cabeza-hombro (dichosa figurita de los cojones) de manera diferente al resto de empresas, uno piensa dos cosas: la primera, es que le pasara a un hombre para que se gane la vida así. La segunda, es por que cojones estoy en Bolsalia en vez de estar en casa viendo los Simpson.

Y es que el nivel técnico no era demasiado alto. Usted hable a gritos, critique al gobierno, prediga cualquier cosa respecto a un índice y tendrá al los oyentes amontonados unos a otros intentando escucharle (incluso tomando apuntes)

No se engañen, no tengo el mas mínimo interés en que el inversor de a pie espabile y deje de perder dinero. Eso me es indiferente. Pero cuando la gente estafa, y se gana la vida aprovechándose de los demás, eso ya si me afecta un poco más. De ahí este post.

El buen hacer de la prensa española en la era internet.

Hay que asumir los cambios: resignarse y lloriquear no vale para nada. Y mucho menos forzar a tus consumidores a llevarse un producto desfasado, caro, y sin valor añadido.

Pongamos un ejemplo real: Este domingo quería leerme la prensa económica en mi ipad, y quien sabe, si la experiencia resulta positiva, seria fantástico hacerlo diariamente en mis largos viajes de metro.

Primer intento, periódico el economista. Este periódico nos ofrece comprar cada uno de los 5 módulos que tiene su periódico por 89 céntimos cada uno. Considerando que el periódico en papel tiene un precio de 1.8€, se le queda a uno cara de jilipollas si tienes que pagar más del doble para poder leerlo en tu ipad (¿Entonces esto era valor añadido?)

Segundo intento, periódico expansión. A diferencia de la aplicación del economista (que tenía bastante contenido de acceso gratuito) esta es mucho más simple: una portada de la página principal y dos botones bien grandes que dicen PAGUE AQUI y REGISTRESE AQUI. Y es que cuando se va tan al grano ya huele mal. Sin saber si quiera que me van a ofrecer por el contenido de coste, accedo a pagar los 89 céntimos, para después !sorpresa!, después de pagar, si no te da la gana registrarte, te quedas sin ver el periódico. Pero es que oiga, que yo solo quiero leer el periódico,  ya tengo suficiente spam en mi cuenta de correo.

Tercer intento, periódico cinco días. Bastante e interesante contenido gratuito sin aparente posibilidad de acceder a la versión impresa pagando. Una opción de registrarse no sé muy bien para que pero no funciona: al parecer algo ha fallado cuando hemos  iniciamos el proceso.

Desisto.  Vamos a lo fácil y rápido, que ya hemos perdido suficiente tiempo: nos conformaremos con leer la información económica de la blogosfera, que pensándolo bien, es incluso mejor.

La actitud violenta como defensa del bienestar

Parece que vivimos tiempos revueltos socialmente. Aunque bueno, en realidad casi siempre lo han sido, la historia se repite más de lo que nos gustaría: no ha habido demasiadas épocas democráticas, y en las que ha habido, no faltaban los casos de corrupción, abuso de poder etc

Pero ahora parece que esta de moda condenar la violencia, argumentado principalmente que somos seres racionales, y claro, los seres racionales no se dan de ostias.

¿Así que hoy en día es distinto? Eso se entiende cuando se oye hablar a estos colectivos que  intentan desechar la violencia como un medio valido de justicia y/o protesta. Pero mire: solo aquellas personas que ven peligrar su actual satus quo rechazan la violencia por primitiva y contraproducente: tal afirmación no está sino dentro de la lucha de intereses con la comenzó todo.

En absoluto se pretende justificar los actos violentos gratuitamente; lo que realmente se pretende es despreciar el argumento clásico de “la violencia no la podemos tolerar” porque oiga, si usted me ha robado mi pan y el pan de mis hijos, en una mezcla de avaricia e incompetencia a partes iguales ¿me va a decir ahora que no salga a montar gresca a la calle?

Privacidad y control de datos personales en el siglo XXI

Que Google sepa en todo momento donde estoy, incluso a donde voy a ir, puede sonar algo paranoico. Pero no lo es, los teléfonos de google (y de apple) recopilan toda una masa de información relativa a nuestros movimientos, y no solo en nuestros teléfonos, si no también a través de nuestro correo, búsquedas en internet etc

Vale, el fin último de esta información no es cotillear en nuestra vida diaria; simplemente ofrecernos mejores anuncios, mejores búsquedas y mejores sugerencias de cualquier tipo (aunque esto no le importe mucho a nadie)

¿Cómo sino podemos ver el tráfico en tiempo real en Google Map? Fácil, Google sabe exactamente cuántas personas están en una determinada calle en un determinado momento, y no tiene reparos en hacer pública esa información.

Y no solo Google ¿Alguien se ha molestado en leerse los permisos de las aplicaciones que instalamos en el móvil? Van desde el completo control de nuestras llamadas hasta acceso a todas nuestras fotos del teléfono.

Por ejemplo, si alguien tiene la cuenta de correo de su empresa en el móvil (de Microsoft Exchange), que sepa que su empresa puede inutilizar el móvil y borrar todo su contenido cuando le plazca.

Que conste que desde aquí no se aboga por vivir sin google y sin tecnología, pero creo que este asunto merece, cuanto menos, una reflexión.